Sera el destino que va entretejiendo una palabra una caricia,
que encienden en dos cuerpos.

Y en un momento fugaz tan incierto que inconsientemente juega,
nos funde en uno mismo.

Y no hay motivo que pueda darnos,
entre tu y yo no queda espacio.

Llevame muy lentamente,
que muero peligrosamente,
y en el intento me muero por ser tuya.
llevame muy lentamente,
que muero peligrosamente,
y en el intento me muero por ser tuya

Es la vertiente un fatal enemigo que encadena cuerpo a cuerpo,
llamandote en silencio.

Porque negar la señal inconsiente que atraviesa tan discreta,
cruzando la barrera.

Y no hay motivo que pueda darnos,
entre tu y yo no queda espacio.

Llevame muy lentamente,
que muero peligrosamente,
y en el intento me muero por ser tuya.
llevame muy lentamente,
que muero peligrosamente,
y en el intento me muero por ser tuya

Vídeo incorreto?