Saliendo de Ciudad Juárez
aún nos duraba la noche más larga.
Quizás no fueran bastantes
canciones de madrugada.

Todos los narcocorridos de Tigres, Tucanes
y el Grupo Exterminador,
que sigue y que no se rinde
ante las amenazas de Fox.

Y todavía cantando
la de "Narices de a palmo"
llegamos al aeropuerto tarareando.

De vuelta de la ciudad de las bajas pasiones,
que sirvan tequila, limones y un puñado de sal
Dejemos que los corazones sean los que nos lleven,
si hace falta mordida, no se hable más

La sargento de aduanas
que dice que éste no pasa de aquí
¡No señor!
Que muestre a toda la banda
su identificación.

Cargados de marihuana,
cantando el chino ilegal,
entraron al avión en un descuido
de seguridad.

De vuelta de la ciudad de las bajas pasiones,
que sirvan tequila, limones y un puñado de sal.
Dejemos que los corazones sean los que nos lleven,
si hace falta mordida, no se hable más.

Vídeo incorreto?