Cuando una mañana me haya ido,
no tendrás mío ni un recuerdo,
sólo un hueco en la almohada,
donde meter tu olvido.

Nadarás en nombres,
y pasarás sobre el mío,
como quién anda un camino,
tantas veces recorrido.


Sueña lejos de la tristeza,
sueña lejos del dolor,
como si no hubiera ocurrido,
y aún tuvieras intacto el corazón.

Cuando una mañana me haya ido,
ni siquiera pronuncies mi nombre,
porque yo nunca estuve aquí,
y tu jamás me conociste,
nadie que amaste te causó dolor,
y ningún hombre te amó demasiado,
nadie te alejó del mundo,
para tenerte a su lado.

Sueña lejos de la tristeza,
sueña lejos del dolor,
como si no hubiera ocurrido,
y aún tuvieras intacto el corazón.


Sueña lejos de la tristeza,
sueña lejos del dolor,
como si no hubiera ocurrido,
y aún tuvieras intacto el corazón.

Cuando una mañana me haya ido,
no me digas adiós.

Vídeo incorreto?