Capricornio la llamé,
es mi isla interior;
no me iría allí sin ti,
ni jamás lo pensé.

En tu risa se oye el mar,
no parece un mal lugar.

No tiene dirección
ni hay forma de llegar
sin una invitación
al no salir ya más.

El diario y un café
y tus besos después,
una pieza lenta que
algún día bailé.

Todo esto y mucho más
en mi feudo personal.

No habrá lugar mejor,
no busques mucho más,
elige un buen rincón
y olvida lo demás.

No mires más allá,
no está en mitad del mar,
corónate y serás
tu rey particular.

En tu risa se oye el mar,
no parece un mal lugar.

No tiene dirección
ni hay forma de llegar
sin una invitación
al no salir ya más.

No habrá lugar mejor,
no busques mucho más,
elige un buen rincón
y olvida lo demás

Vídeo incorreto?