Hay lobos rondando cerca,
en mi casa diciembre de 2000;
hay días en los que muero,
y hay abrazos que hacen revivir.

Hay peligros de vida en tus ojos,
y hay inviernos más largos que la vida;
hay canciones muertas en la calle,
y hay golpes que vuelven a doler.

Hay lobos aullando a mediodía,
al cielo más triste de Madrid.
Estoy muriendo un poco cada día,
pero si muero en tus brazos no es morir.

Hay lobos aullando a mediodía,
hay gente con monedas de la suerte.
Los niños tienen reyes magos,
y los magos siempre tienen trucos.

Hay lobos aullando a mediodía,
hay silencios subiendo la escalera;
hay luna llena hoy en tu risa,
iluminando paradas de autobús.

El viento trae su aliento frío,
a este inmenso cielo de ceniza.
Los lobos creo que se han ido,
al invierno más crudo de Madrid.

Vídeo incorreto?