Siempre te estaré esperando,
en las puertas del amor.
Ponte tu vestido blanco;
deja abierto el corazón.

Pequeño diablo,
mi principio y mi final;
mi sol nocturno,
mi planeta personal.

Te quiero,
te quiero;
te quiero,
y no quiero nada más.

Esta lluvia de verano,
que es tormenta si te vas;
acaricia mis recuerdos,
como flechas de placer.

Y te quiero,
nanana...
Te quiero,
nananana...
Te quiero,
y no quiero nada más.

Yo te quiero,
nananana...
Te quiero,
nanana...
Te quiero,
y no quiero nada más.

Vídeo incorreto?