Tú eres como un suave rio,
una mañana de domingo,
un mar de diamantes
y la estrella más brillante.
Yo jamás soñé querer así
hasta el día en que te conocí.
Y en la pasión del momento
alcanzo el cielo en un intento.

Y una vida no será
lo suficiente quizás.
Es tan difícil describir
lo que me haces sentir,
pues para amarte le pido al destino
dos eternidades contigo.

Tú eres la fuerza que a veces pierdo,
el calor de mis inviernos,
la sonrisa si estoy triste,
y el amor irresistible.

Y una vida no será
lo suficiente quizás.
Es tan difícil describir
lo que me haces sentir,
pues para amarte le pido al destino
dos eternidades contigo.

Siento el eco de tu voz
Y el deseo que hay entre los dos
Es una historia sin final
Otra vida, otro lugar

Y una vida no será
lo suficiente quizás.
Es tan difícil describir
lo que me haces sentir,
pues para amarte le pido al destino
dos eternidades,
dos eternidades contigo.

Vídeo incorreto?