Humildemente y de rodillas
llego hasta tu altar.
Vengo a ofrecerte mis oraciones
y me otorgues tu perdón.
Guíame siempre por buen camino Virgencita de Chapi.

Aquí postrado en tu santuario pido con fervor
que mi Arequipa siga adelante,
siempre dale tu protección.
A este pueblo que te venera
¡Virgencita de Chapi!

Tu bien lo sabes divina Reyna
que ésta mi canción,
Es mi plegaria que elevo al cielo,
es mi fe y mi oración,
que te la ofrezco llena de hinojos
¡Virgencita de Chapi!

¿Que más podría yo ofrendarte Madre Bendita?
Soy tan humilde, solo mis versos es todo mi tesoro.
Y te lo entrego porque tú eres mi Virgencita de Chapi.
Y te lo entrego porque tú eres mi Virgencita de Chapi.

Vídeo incorreto?