Sí, te puedo golpear hasta que te desmayes
y luego un poco más.
Te puedo arrastrar del pelo hasta la calle
y tú puedes gritar.

Y me puedes suplicar
y rezar para que pare,
pero la verdad
no creo que esta sea tu tarde.

Como lo podría explicar,
a veces sale mal, a veces.

Sí, cuchillas de afeitar clavadas en tu carne,
te puedo torturar.
Me sentaré a mirar hasta que te desangres
y tú puedes gritar.

Y yo te podré sacar
del lugar en el que estamos
y las lágrimas
que ya no sirven para nada.

Como lo podría explicar
a veces sale mal,
a veces sale mal.
Y no querrás haber venido,
y no querrás haberme conocido, jamás.

Vídeo incorreto?