Los claveles de Granada
son los suspiros que dio Dios.
Los claveles de Granada
son los rubíes que lloró.
Por la noche las estrellas
se los quieren llevar,
y la luna, vigilante,
no se va.
En las torres de la Alhambra
cada noche se ve
con mantilla plateada
y un clavel.

Los claveles de Granada
son porcelanas que El dejó.
Los claveles de Granada
los encendieron con el sol.
En su rojo y amarillo
tienen la dignidad,
porque forman
la bandera nacional.
Y con ellos van unidos
todo buen español,
defendiendo con su vida
su color.
Qúe maravillosos
son los tallos del clavel,
porque se parecen
al de la mujer.
Ser mujer de España
es al tiempo ser clavel.
La mujer de España
de claveles tiene el alma llena,
por ser mujer.

Vídeo incorreto?