La espina que dejaste hundida en mí
cuando sin que me avises tuve que verte partir
la carta que escribiste, inconclusa
dejando la puerta abierta
tal vez para que tú vuelvas
o yo corra tras de ti.

La angustia que sembraste en tu abandono
es de esas que no te dejan dormir
y es mucha más tristeza que el encono
pero las ganas de verte
me hacen trampa y creer que es suerte
pa' que corra tras de ti.
Anda, dale un empujón a mi suerte
y aléjame en tu mirada la muerte
dame un poco de aire fresco de tu risa
y bájame de esta cornisa
con tus alas.

Lamento que haya terminado así
la parte de la historia que yo me perdí
no tengo más excusas para darte
que esta confesión de parte
y sentir que se hizo tarde
pa' que corra tras de ti.

Un día que nunca sabremos cuál
tal vez llegue a tu puerta o tú vendrás a mí
nos cruzará el destino o el azar
y no sé si habrá palabras ni la fuerza necesarias
pa' que corra tras de ti.

Anda, dale un empujón a mi suerte
y aléjame en tu mirada la muerte
dame un poco de aire fresco de tu risa
y bájame de esta cornisa con tus alas.

Vídeo incorreto?