Quítame estas esposas, Dios mío
Pues mi delito fue, el no haberla visto antes
Y ese delito, aquí en la tierra, se castiga
De manera dolorosa y terminante.

Quítame estas esposas, te lo ruego
Son las que por mi error me colocó la vida
Y fue ese error el punto de partida
De una cadena de suplicios y de heridas.

Años de simular felicidad, fingiendo
Junto a aquella que tuve a mi lado
La que no puedo acusar de malas artes
Pues intentó lo que pudo, con pobres resultados.

El día en que la vi, el día en que te vi, el amor llenó mi alma
Dándole sentido a mi vida ya jugada
Y sin querer cometí el delito de quererte
Y la sentencia fue, que mi alma fuera condenada.

Quítame las esposas, mi Dios te lo suplico
Mira mi carne desgarrada y falleciente
Quítame las esposas Señor, sólo tu puedes
Déjame abrazarla para siempre.

Vídeo incorreto?