Hoy, le enseñaré a mi boca
a confesar solo el bien o a no hablar.
Hoy le enseñaré a mi mente
que la duda es solo una palabra y nada más
Desde hoy me vestiré de victoria
y con mis manos en alto diré no más derrotas

Por un milagro he venido, lo recibiré
Por un milagro más pequeño que mi fe
Por difícil que parezca en Dios tendré la fuerza
Porque más grande que mi lucha es su poder
El milagro veré

Hoy aunque me cueste mucho
le enseñaré a mi corazón a perdonar
Desde hoy negociare con mis ojos
Para que vean de la montaña vean más allá
Desde hoy me vestiré de victoria
y con mis manos en alto diré no más derrotas

Por un milagro he venido, lo recibiré
Por un milagro más pequeño que mi fe
Por difícil que parezca en Dios tendré la fuerza
Porque más grande que mi lucha es su poder
El milagro ver

Vídeo incorreto?